Los días mediocres

Entro a trabajar a las 14.00 en la otra punta de un Madrid a 40 grados. Por la mañana he empleado las horas disponibles en: estirar, hacer recados, recoger la casa, desayunar, preparar la cena que llevaré en un tupper y planchar. Después me he duchado, vestido y me he chutado con enantium porque tengo… Seguir leyendo Los días mediocres

Dejadme tranquila en mi zona de confort

La primera vez que escuché hablar sobre la zona de confort fue en segundo de carrera. Una profesora nos mostró el típico gráfico donde se ve a un monigote dentro de un círculo que representa su zona de confort y fuera de éste, "el lugar donde ocurre la magia". La idea me conquistó. Desde ese… Seguir leyendo Dejadme tranquila en mi zona de confort

A las abuelas, que tanto hubieran podido vibrar

Mi abuela fue madre y luego abuela. Mi abuela ha sido mi madre y también mi abuela. A mi abuela, como a tantas otras abuelas, las circunstancias no le han permitido ser algo más que figura de cuidado. Mi abuela, como tantas otras abuelas, ha tenido que asumir los cuidados y la carga mental y… Seguir leyendo A las abuelas, que tanto hubieran podido vibrar

Primero habitamos el cuerpo, y luego la tierra

Estamos conectados a la tierra de formas que a veces ni imaginamos. Quienes nos criamos en una ciudad tenemos quizá más atrofiada esa conexión, porque es difícil desarrollar una conexión con los ladrillos. Pero incluso en esta situacion, creo que podemos encontrar pequeños retazos de esa unión con el suelo que pisamos y el entorno… Seguir leyendo Primero habitamos el cuerpo, y luego la tierra