Deberías sentirte halagada

Ayer, como cualquier día, volvía a casa por la noche de trabajar. Iba perdida en mis pensamientos con los cascos de música puestos cuando divisé a un grupo de hombres al lado de un coche unos cuantos metros más allá. Nada más verlos y sin quererlo, mis sentidos se pusieron alerta. Sin embargo no quise… Seguir leyendo Deberías sentirte halagada