Primero habitamos el cuerpo, y luego la tierra

Estamos conectados a la tierra de formas que a veces ni imaginamos. Quienes nos criamos en una ciudad tenemos quizá más atrofiada esa conexión, porque es difícil desarrollar una conexión con los ladrillos. Pero incluso en esta situacion, creo que podemos encontrar pequeños retazos de esa unión con el suelo que pisamos y el entorno… Seguir leyendo Primero habitamos el cuerpo, y luego la tierra