Entre la huida y la retaguardia

Domingo – 20/09/20

Estos días me debato todo el tiempo entre la huida y la retaguardia. Entre marchar al norte sin mirar atrás y salir a manifestarme en el barrio. Entre la cerveza donde ahogar el enfado, la tristeza y la rabia, y la barricada. Edito una noticia que se titula “200 policías garantizarán en Madrid el cumplimiento de las restricciones” y antes de publicar cambio el verbo “garantizar” por “vigilar”. No sé si la desazón que siento es personal o colectiva, si es la pandemia, la incertidumbre o la regla. Supongo que es todo al mismo tiempo. Somos cuerpos individuales y colectivos. Me duelen los ovarios real y metafóricamente. Pienso en qué medida van a afectar a la gente estas restricciones y me avergüenzo al reconocer que lo primero que pienso es en cómo me afectarán a mí. Si podré ver a los míos o salir al monte. No sé si quiero hacerme un ovillo en la cama o salir a quemarlo todo. No sé si “yo soy yo y mis circunstancias” o “yo soy yo y mis contradicciones”.

Más de Una ventana propia para el fin del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s