La taza con el beso de Klimt

El beso de Klimt está estampado en la taza. Me gusta tomar el café en una taza bonita, y la predilección va cambiando. Normalmente elijo un tazón más grande, azul, con la silueta de un elefante ya casi borrada por los lavados. Pero ahora me gusta beber el café que preparo nada más levantarme en… Seguir leyendo La taza con el beso de Klimt

Ansiedad

Ya está otra vez. A veces sabes cuando viene, otras no. Es juguetona y se le da de maravilla. Le encanta aparecer por sorpresa, cuando andas despistada, ella aguarda, escondida tras una cortina, esperando el momento, se asegura de que creas que no está. Tú no eres tonta, has buscado previamente en todas las habitaciones,… Seguir leyendo Ansiedad

Hazte el amor

Jamás podría sentirme bien conmigo misma. Jamás me dejarían amar mi cuerpo, por muchas dietas que hiciera, por mucho chocolate que dejara de comer, por muchos kilómetros que corriera, siempre me vería mal. Siempre me vería mal porque siempre me faltaría o me sobaría algo: un poco de muslo, un poco de pecho, un poco… Seguir leyendo Hazte el amor